miércoles, 20 de agosto de 2014

Informe inglés sobre los cambios en el sistema de justicia de familia

Cuando se publicó en noviembre del 2011 el Informe sobre la Justicia de Familia (en Reino Unido), el Family Justice Review, fue de difícil lectura para todos los que tienen responsabilidades en el sistema de justicia familiar.
La revisión encontró un sistema que estaba fallando a las personas vulnerables a las que se suponía debía estar sirviendo, un sistema caracterizado por la incoherencia, la desconfianza entre las agencias y la falta de liderazgo. Esto estaba causando enormes e innecesarias demoras, con un promedio de atención de casos en los tribunales de condado de 60 semanas – “toda una era en la vida de un niño", en palabras de David Norgrove, quien presidió la comisión independiente que realizó el estudio.

Este mecanismo, el de auditorías independientes, dotadas de amplios poderes y compuestas mayoritariamente por expertos, que formulan recomendaciones al gobierno y que, incluso a veces, efectúan un cierto seguimiento del cumplimiento de esas recomendaciones, me parece el camino más serio para enfrentar el grave y estructural problema de la condición de los niños en centros del Sename y en residencias y hogares de acogida de las instituciones colaboradores. Es un camino largo, que no ofrece muchas cámaras para los tradicionales actores políticos, y de mucho preciso detalle, nada de principios de dulce retórica saboreados ante múltiples micrófonos.


Dejo aquí el informe de seguimiento que el gobierno británico realizó del estado actual post informe, recomendaciones y primeros cambios.