viernes, 8 de agosto de 2008

Según CAPJ, Demandas por alimentos lideran causas en los tribunales de familia

Por segundo día consecutivo, Ximena Pérez, de El Mercurio cubre el tema de los juzgados de familia. Nótese una de las perlas de nuestros reporteros judiciales. Su fuente es un estudio de la CAPJ (Corporación Administrativa del Poder Judicial), que no se señala nada sobre su metodología, ni fecha de aplicación, ni nada de dónde se le puede examinar. Se pide un acto de fe y la periodista se lo da y creemos en CAPJ's numbers.
¿Algún periodista del área económica actúa igual cuando se alude a aumento o descenso de IMACEC, IPC, empleo, etc.? En fin.

"Según un estudio elaborado por el Poder Judicial, el mayor número de causas que ingresan a los tribunales de familia corresponde a demandas por pensión alimenticia. Entre octubre de 2005 -cuando debutó el sistema- y marzo de 2008, a nivel nacional se presentaron más de 245 mil causas de ese tipo, seguidas de 190 mil denuncias de violencia intrafamiliar, 74 mil de vulneración de los derechos del niño y 73 mil divorcios.

Les siguen las causas de relación directa y regular con el niño (régimen de visita) y los casos de tuición.

En cuanto a los tiempos de tramitación, según la programación de los tribunales de familia la mayoría de las audiencias a nivel nacional se están dictando para un plazo máximo de 5 o 6 meses, aunque en tribunales como el de Talca, Castro, Ovalle, Colina, Coquimbo, San Felipe, Quilpué o Rancagua hay casos agendados para nueve o diez meses más.

Lo mismo ocurre en el Primer Juzgado de Familia, el que más demora presenta de los cuatro de Santiago.

Dicho tribunal nunca ha tenido dotación completa de jueces; desde que se inició el sistema hay cupos vacantes. Actualmente sólo tiene 7 juezas titulares, frente a las 10 que registran el Segundo y el Tercero de Familia, y las 12 del Cuarto, que según los usuarios y abogados litigantes es uno de los más expeditos.

Además de las siete juezas del Primer Juzgado de Familia, una debe integrar el Centro de Medidas Cautelares, donde hay una representante de cada juzgado. Si a esto se suma la ausencia de magistrados por licencia, la realidad es que generalmente el tribunal opera con tres o cuatro juezas.

Las audiencias agendadas en las salas que no pueden operar se agregan al final de la tabla de las que sí están funcionando, y las partes involucradas deben armarse de paciencia.

Ingresos por zona

Los cuatro juzgados de familia de Santiago concentran el 25% de los ingresos de causas, según los datos registrados hasta el 30 de abril pasado.

En regiones, lidera las estadísticas el juzgado de familia de Rancagua, seguido de Concepción, Antofagasta, Temuco, Talca y Viña del Mar.

Todos esos tribunales son también los que poseen un mayor número de salas y de magistrados.

Los juzgados de Ancud y Parral -cada uno con dos jueces- y Constitución y Yumbel -cada uno con un solo magistrado- presentan la menor demanda, de los 60 tribunales especializados del país."