miércoles, 10 de julio de 2013

Ministra de Justicia anuncia intervención a todos los hogares de menores del país

Se trata de una "revisión completa" que realizarán equipos formados por abogados, asistentes sociales y sicólogos. Deberán chequear la situación de cada niño y denunciar de inmediato los posibles delitos. Especial foco habrá en hogares donde comisión del Poder Judicial -en un informe todavía no divulgado- detectó graves vulneraciones. 


"La noticia comenzó a conocerse en forma lenta y casi como un rumor.
En manos del Poder Judicial estaba un informe elaborado por una comisión de juezas de familia y Unicef, donde se revelaba que en muchos hogares de menores del país se estaban produciendo gravísimas infracciones: abusos sexuales, violencia, medicación descontrolada e incluso comercio sexual con menores internadas.

[La nota alude al reportaje de Ciperchile]

El informe -que incluyó revisar las fichas de 6.500 menores y más de 300 entrevistas bajo anonimato- fue entregado a principios de marzo a las autoridades del Poder Judicial, las cuales argumentando problemas metodológicos rechazaron darlo a conocer.

El Sename también rechazó el informe, pero ayer su director, Rolando Melo, dijo que se cerrarán cuatro centros y se determinó una profunda reorganización en otros siete. Aseguró que se había actuado por información de "diferentes fuentes".
Y la mañana de este miércoles, la ministra de Justicia, Patricia Pérez, anunció a "La Segunda" que ordenó la conformación de un "equipo interdisciplinario de intervención " de 50 profesionales que recorrerá en un lapso no superior a tres meses las 274 residencias u hogares de menores en todo el país.

Se trata explicó la ministra, de una "revisión completa", ya que las inspecciones serán realizadas por equipos de tres profesionales (abogado, asistente social y sicólogo) con facultades para denunciar de inmediato a la justicia o incluso querellarse por hechos que constituyan delito. También para ordenar todas las medidas necesarias, incluyendo un eventual cierre de los hogares con problemas graves.
Habrá un foco especial en aquellas residencias identificadas como con mayores problemas en el informe realizado por las juezas de familia de la llamada "Comisión Jeldres" (porque fue dirigida por Mónica Jeldres) así como revisiones propias del ministerio.

Pidió informe a director de Sename

Recalcó la ministra que "el Gobierno tiene una política de tolerancia cero frente a situaciones que puedan poner en riesgo la integridad física o síquica de los niños. Es por esto que le pedí al director del Sename un informe detallado de todas las acciones que ha emprendido el servicio para poder superar las situaciones hechas ver en el informe. Pero, además, me parece relevante tomar una medida específica: conformar un equipo de trabajo dependiente del Ministerio de Justicia que va a intervenir (los hogares). Es un equipo de intervención multidisciplinario que va a recorrer todos los centros a lo largo del país".
El objetivo, agregó, es que cada equipo haga una "actualización más allá de la infraestructura de la residencia, que verifique el efectivo estado de cada niño, conversar con ellos. Y tener un informe detallado de aquellos centros con mayores dificultades".
Recordó la ministra que ya el año pasado se crearon comités interinstitucionales (CISC, conformados por seremis, expertos, académicos, etc) que visitan dos veces al año los hogares con mayores dificultades, Sename informa cómo los avances y el informe final se suben a la web.

-Pero en el fondo ahora el ministerio reacciona a un informe externo, el realizado por las juezas...
-Cuando creamos las CISC, se identificaron nudos críticos en los cuales se ha estado trabajando. Ahora, nos pareció importante verificar en terreno el nivel de avance y también tener una percepción directa como Ministerio de Justicia más allá de esas comisiones. Incluso el subsecretario de Justicia en mayo y junio hizo visitas sorpresivas a residencias, advirtiendo deficiencias que requieren ser subsanadas de manera más expedita. A partir de eso surge la idea de crear el equipo multidisciplinario, para reforzar esta revisión.
-Pero, en vez de hacer una comisión que revisará todo de nuevo, ¿por qué no actuar directo sobre lo denunciado por la Comisión Jeldres?
-Es que no es volver a revisar todo. Más allá de las deficiencias metodológicas, esa información debe ser considerada. Pero debemos revisar a nivel nacional, porque ¿qué pasa si hay niños que están siendo vulnerados y que no están en los centros detectados? Y además no tenemos cómo identificar a los niños que respondieron las 300 encuestas anónimas. Por eso se va a trabajar con los informes CISC, el informe conjunto Unicef-Poder Judicial y lo que han fiscalizado los jueces de familia.
Ya se está elaborando un esquema técnico único de trabajo y se planea contratar a los 50 profesionales en las próximas semanas para que hagan el trabajo de campo durante tres meses, partiendo a fines de agosto. Al final se harán públicas las conclusiones.
-¿El trabajo que usted anuncia es una intervención?
-Es una intervención a nivel nacional. Es más que una fiscalización, porque va a tener un especial foco en aquellos recintos que sean más problemáticos. Y se van a tomar medidas de inmediato en caso necesario, especialmente en caso de delito."

Informe de la polémica: "Yo no lo he leído"

-Ministra, ¿no se va a entregar a la opinión pública el informe elaborado por la "Comisión Jeldres"? 
-Ese informe es parte de un convenio entre el Poder Judicial y Unicef. Yo no lo he leído. Revisé lo que salió publicado y le pedí al director de Sename un informe sobre las acciones realizadas. Entiendo que el Poder Judicial en un momento lo va a publicar y espero que eso sea a la brevedad posible, pero la decisión de publicar no es del Ministerio de Justicia. A mí me parece que es una información que tiene que ser dada a conocer.

Fuente: La Segunda