miércoles, 17 de julio de 2013

Mi columna de hoy en El Post: No hay atajos

No hay atajos

No hay atajos. No hay novedades. No hay excusas válidas.

Lo que el reportaje de Ciper ha puesto en la discusión público no tiene ninguna novedad. Y no se necesita ningún estudio para acreditar lo evidente: la situación de los niños en los centros de Sename y en los Hogares subvencionados y supervisados por Sename –también en aquellos que no son del circuito Sename- está lejos de ser satisfactoria en términos de la protección de sus derechos que fue lo que motivó su ingreso en estos establecimientos.

Aunque alguna autoridad parece creerlo, no hay atajos, apenas estrategias, para mejorar la situación. El anuncio de la Ministra de Justicia de inspecciones no constituye ninguna mejora sustantiva y, por el contrario, al empujar a los hogares a ponerse a la defensiva, puede incluso empeorar la situación.
Siete, creo yo, son los pilares de un cambio serio en la protección de los niños con graves vulneraciones de derechos en nuestro país:

(seguir leyendo)