martes, 11 de enero de 2011

La evolución del Programa de Coordinación de Tribunales (CCP)

El Programa de Coordinación de Tribunales (CCP, por Court Coordination Program) fue creado por la Oficina de Justicia de Justicia Juvenil y Prevención de la Delincuencia (OJJDP), del Departamento de Justicia de los EE.UU., en el 2005 para hacer frente a un desafío que muchos jueces, especialmente los de grandes jurisdicciones enfrentaban para asegurarse que los niños con múltiples necesidades recibieran el tratamiento y los servicios de agencias múltiples, apropiados. Aunque los jueces pueden ordenar los servicios apropiados para estos jóvenes, muy a menudo ellos no obtienen los servicios completos que necesitan debido a fallas en los proveedores de prestaciones de salud mental públicos y privados, servicios sociales, la comunicación y coordinación.
El CCP admite un coordinador del tribunal, que informa directamente al juez de menores (juez juvenil) y supervisa y coordina estos casos tan complejos de modo que los niños reciban los servicios completos que necesitan. Es un método muy apropiado de aprovechar la autoridad del juez para mejorar la calidad de la atención en la mayoría de las poblaciones en riesgo. Esto ha llevado a reducir los costos asociados con ubicaciones residenciales que se pudieron evitar.

El programa se basa en el exitoso modelo Wraparound Milwaukee, que establece que los servicios deben ser proporcionados a los niños en forma individual basado en las necesidades en lugar de "un enfoque único para todos". Las iniciativas Wraparound patrocinadas por los servicios sociales, educacionales y agencias de salud mental del estado (por ejemplo, como Wraparound Milwaukee y la Iniciativa de Alaska de la Juventud) han tenido un éxito importante en otorgar ubicación, tratamiento y servicios a los jóvenes que llegan al tribunal de menores (NMHA, 2004; Burns y Goldman, 1999). El plan de cada niño se centra en las áreas de necesidad de cada niño, tales como la asistencia escolar, el abuso de sustancias, la resolución de problemas familiares, u otras variables. El éxito del programa radica en la coordinación de los servicios y recursos de diferentes programas. Es un medio para "reactivar" este equipo coordinado con un enfoque basado en la prestación de servicios en las localidades en todo el país.