viernes, 26 de noviembre de 2010

Fallo de Corte Suprema de EE.UU en Caso Abbott v. Abbott

Los alegatos del caso ante la Corte Suprema de los EE.UU. pueden escucharse, gentileza del Proyecto Oyez, aquí. 


Timothy Abbott, un ciudadano británico (que trabaja en un observatorio astronómico), y Jacqueline Abbott, una ciudadana estadounidense, se separaron  en la Serena (los documentos norteamericanos hablan reiteradamente de divorcio lo que el 2003 no era posible en chile) el 2003 en los tribunales chilenos. 
La Sra. Abbott recibió la custodia de su hijo, mientras que el Sr. Abbott obtuvo derechos de visita.
A petición de la señora de Abbott, el tribunal chileno dictó una orden que prohibía la salida del niño de Chile, junto al padre o la madre sin mutuo acuerdo expreso. 

Un año más tarde, la Sra. Abbott sacó al niño de Chile sin el consentimiento del Sr. Abbott. Cuando el niño pudo ser ubicado en Texas, el Sr. Abbott solicitó una orden de un tribunal del distrito federal de Texas para que el niño fuese devuelto a la conformidad con el Convenio de La Haya sobre los Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores. El tribunal de distrito negó la orden argumentando que la salida del niño no constituía una violación de "los derechos de custodia del padre tal como se definen en el convenio de La Haya.
En la apelación, la Corte de Apelaciones de EE.UU. para el Quinto Circuito confirmó la decisión del tribunal de primera instancia, sosteniendo que la orden del tribunal chileno y la ley chilena que requerían el consentimiento del padre antes de que el niño pueda salir de no significaba que el padre tuviera "derecho de custodia" en el sentido de Convenio de La Haya. El tribunal declaró que el Sr. Abbott sólo poseía los derechos de "acceso al niño."



El Tribunal Supremo sostuvo que un padre tiene el derecho de custodia en virtud del Convenio de La Haya sobre secuestro internacional de niños cuando el padre se reserva el derecho de arraigo (el derecho a impedir que alguien salga de un país). A continuación, el Sr. Abbott mantuvo como un derecho. Con el juez Anthony M. Kennedy por escrito para la mayoría, la Corte reconoce que el Convenio se aplica porque el niño en cuestión es menor de 16 años y era un residente habitual de Chile. (Chile y los EE.UU. son signatarios de la Convención.) La Corte alegó que el texto de la Convención, puntos de vista los EE.UU. del Departamento de Estado, las órdenes de los Estados signatarios del tribunal, y los propósitos de la Convención, sugieren que el Sr. Abbott conserva el derecho arraigo en virtud del artículo 49 de la Convención. Debido a que el Sr. Abbott poseía los derechos de visita directa y regular con su hijo, su arraigo a continuación. El Tribunal señaló que el derecho de arraigo Sr. Abbott le dio un derecho de custodia de su hijo, siempre y cuando la Sra. Abbott no podía encontrar una excepción en la Convención se opone al ejercicio del derecho del Sr. Abbott a la custodia.

El juez John Paul Stevens, junto con los jueces Clarence Thomas y Stephen G. Breyer, disintieron. Sostuvo que el Sr. Abbott sólo poseía un poder de veto limitado por la capacidad de la Sra. Abbott tener a su hijo de Chile, no un derecho de custodia. Luego pasó a explicar que el uso de poner remedio a la Convención de retorno de gran alcance en estas circunstancias es contraria a la Convención de "texto y el propósito."



Abbott v. Abbott

Dossier del caso en Scotus blog.-