domingo, 4 de julio de 2010

SENAME - UNICEF Caracterización del perfil de niños atendidos en Centros Residenciales


Unicef y Sename dan a conocer estudio sobre perfil de niños de residencias

El 53% de los niños y niñas que permanecen en residencias de protección ha sufrido maltrato según el estudio “Análisis del perfil del sujeto de atención en residencias de protección” dado a conocer hoy en un seminario organizado por la Unicef y el Sename.

Asimismo, de acuerdo con la investigación, el 58% de quienes ingresan a esta modalidad de atención son de sexo femenino y un 42% masculino, un 60% tiene educación básica y el 67% vive con personas que no son familiares. La edad promedio de ingreso es ocho años y el tiempo de permanencia es de entre dos y tres años.

El seminario, denominado “Nuevos desafíos de protección residencial para los niños, niñas y adolescentes” fue inaugurado por la Primera Dama, Cecilia Morel, presidenta de la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República; el ministro de Justicia, Felipe Bulnes; el ministro de la Corte Suprema, Héctor Carreño; el representante de Unicef para Chile, Gary Stahl; y el director del Servicio Nacional de Menores, Francisco Estrada.

Cecilia Morel ratificó la importancia que tiene para el gobierno el tema de la infancia y recordó que la familia es el principal factor protector para los niños. “Por ello, hay que apoyarla, para que pueda cumplir con su función. La institucionalización debería ser la última medida”, precisó.

Asimismo, reconoció la deuda moral del Estado con los niños que tienen mayor nivel de pobreza y que son gravemente vulnerados en sus derechos. Por eso, remarcó la necesidad de brindar oportunidades para que puedan alcanzar sus sueños a través del apoyo a la familia y a la educación.

El ministro de Justicia, Felipe Bulnes, valoró el estudio, porque permite contar con un mejor diagnóstico. “Queremos centros residenciales pequeños y especializados. Existe la voluntad del gobierno para apoyar este proceso. Hemos anunciado que el gobierno del Presidente Sebastián Piñera va a impulsar el Servicio Nacional de la Infancia y la Adolescencia que creemos es un paso sustancial en la protección de los niños. Con esto buscamos separar la política hacia los menores de edad en riesgo social y con necesidad de protección, de la dirigida a los infractores de ley. Por lo tanto, generando una distinción de dos realidades completamente distintas, creo que estamos dando un paso sustancial”.

El Ministro destacó el rol de las familias sustitutas como apoyo a los centros residenciales, que “debieran ser el último recurso. De hecho, existe un aumento significativo de las medidas ambulatorias. Cada vez que llega un niño a una residencia es un alma chica y fragmentada. El ideal es que los niños estén en familia, sea biológica o de acogida” enfatizó.

En tanto, el ministro Carreño recordó que en el Poder Judicial existe una Unidad de Apoyo a la reforma de familia -la cual le corresponde presidir- con lo cual manifestó el compromiso que tiene esta instancia con el tema. Agregó que “queremos hacer más efectivas las visitas que hacemos a los centros y trataremos de mantener actualizado el catastro de la oferta de programas”.

El representante de Unicef para Chile, Gary Stahl, explicó que la mayor contribución de este estudio es que permite contar con un diagnóstico preciso para poder implementar las mejores medidas en beneficio de aquellos niños y niñas que han sido gravemente vulnerados en sus derechos. En ese sentido, recordó que el Comité de Derechos del Niño ha recomendado en forma explícita que “Chile siga promoviendo hogares de acogida y que el ingreso a estas instituciones sea el último recurso. Los centros deben ser pequeños y deben estar organizados en función de los derechos de los niños y de sus necesidades, dijo.

Para el director del Sename, Francisco Estrada, se requiere un trabajo concertado entre los diferentes actores públicos y privados, con el fin de dar una respuesta adecuada a aquellos niños que han sido vulnerados en sus derechos. “Queremos contar con instancias de reflexión que congreguen a las diferentes instituciones que trabajan con infancia para discutir sobre las políticas públicas con la evidencia en la mano”.

Además, reconoció el valor de instancias reflexivas como este seminario e hizo un llamado a formular y revisar las políticas públicas basadas en estudios como el de Unicef, que refleja cifras preocupantes, más que en intuiciones. “No tenemos que temer a las críticas, tenemos que ser capaces de incorporarlas e ir dando respuestas”, manifestó.

SENAME - UNICEF Caracterización del perfil de niños atendidos en Centros Residenciales

4 comentarios:

agexsco5region dijo...

Mientras el Estado de Chile no asuma plenamente sus funciones comprometida en la Convención del niños y ratificada por chile en Estados Unidos, siempre existirán niños vulnerados en sus derechos y lo peor por el mismo Estado o gobierno de turno, ya que a veces las decisiones de los tribunales de familia pasan a ser simples formulismos en donde los niños son solo un numero más y que deben estar en residencias de menores, para hacer y aparentar que un sistema funciona a la vista de los organismos internacionales, Para evitar y ayudar a mucho menores que no pueden defenderse y que son violentamente separados de sus familias por los Juzgados de menores, deberían haber en cada distrito en donde exista un juzgado de menores u inspector que revisara a posterior caso a caso , el ingreso de cada menor a los hogares de residencias u otros, inspector que investigare a todos los familiares consanguíneos del menor y que pueda detectar posibles errores humanos en un fallo judicial que no contemplo en plenitud la alternativa de otro familiar que se hubiese hecho cargo de él. Existen centros de menores que no se conforma con la subvención que le da el SENAME por cada niño y que además son colaboradores y que pertenecen en algunos casos a la iglesia y en donde estos centro solicitan ayudas a particulares de donaciones en especies y dineros, colocando para ello la bandera de los pobres niños y la de la iglesia, cuando en realidad los dineros o beneficios recaudados en pos de los niños nunca llegan a ellos para mejorarles su bienestar en estos hogares. Cada niño es una persona y por cada uno de ellos se le debe proteger su derecho fundamental de permanecer en una familia consanguínea y no en estos hogares y en donde en mucho de ellos son violados sus derechos de niños a veces por sus mismos compañeros, o miembros de estos centros y en donde las autoridades hacen caso omisos a una realidad que esta ante su vista y asumen que siempre abra un porcentaje de error y que es normal.

Francisco J. Estrada dijo...

Muy de acuerdo con todo lo que sea mejorar la atención pero en el comentario hay un error.
Ninguna institución colaboradora del Sename tiene por qué "conformarse" con la subvención que éste le entrega. Sobre todo considerando lo baja que es.
Con respecto a la supervisión de los hogares y residencias, es doble. Hay supervisores de Sename y existen al menos, dos visitas semestrales desde los juzgados de familia. Si estás al tanto de alguna irregularidad, lo que corresponde es su denuncia por alguna de estas dos vías.
Un abrazo

Luna... dijo...

No cave duda que muchos niños son violados en sus derechos por sus propios compañeros, y más de alguna persona que trabaje en dicha institucuión, pero como es una entidad dependiente del estado, mucha veces se hace la vista gorda a dicho problema, pero ya no es posible seguir tapando el sol con un dedo, difícil de denunciar alguna irregularidad cuando se enfrenta al estado el cual tiene más credibilidad que una persona ordinaria.
Tengo una sobrina que según el criterio de un juez, dictó para ella la internación en un centro como éste, en el cual ella denuncia a una compañera mayor de haberla manoseado. Siendo esto comunicado por la propia niña y con sus propias palabras de una personita de cuatro años a la directora de dicho recinto, todo esto ocurrido gracias al poco criterio de un juez, el cual cree que en éste centro tiene un mejor resguardo que en su propia familia, aún con ganas de tenerla y sentirse verdaderamente capaz de responder por ella.

agexsco5region dijo...

Comparto plenamente el comentario anterior, el Juez antes de emitir su veredicto le preguntan al consejeros técnicos su opinión, en algunos casos no están preparados para dar una opinión imparcialmente, llegando inclusive a tener injerencias directas en algunos casos donde tienen interés por algún niños e inclusive consiguen orden del juez para retirar al menor de la residencia, llevándolos a hogares de sus hijos directos, lo que viene a perjudicar a los familiares significativo para el niño.
Hay centros residenciales que tiene niños hasta los dieciocho años y donde niños mayores aprovechando que quedan solos con sus compañeros abusando que ellos en la esfera sexual, que no son denunciados por estos centros ya están re victimizando al niño y es mejor cerrar los ojos y no denunciar estos hechos para el juez lo destine a otros centro que den más garantías que no suceda lo mismo. Lo anterior se agrava más en ciudades que son pequeñas y donde todos se conocen y se deben favores, los centros residenciales necesitan tener cierta cantidad de cupos disponibles para financiarse por lo que los sentimientos de los niños y de sus familiares que realmente quieren protegerlos son vulnerados los derechos de familia.
Si algún familiar pone directamente los hechos acontecidos directamente al SENAME el abogado dice textualmente a los familiares que deben recurrir directamente a los tribunales, si se concurre directamente por algo cera y lo menos que podrían hacer destinar un abogado para la representación directa del familiar y niño ante los tribunales ya que son a su vez una familia .
El gobierno de turno muy buenas intenciones podrá tener, pero no puede garantizar que, realmente se cumplan todas las disposiciones que son emitidas, como administrador del estado de chile. Si bien los organismos públicos están afectos a la ley de transparencia no rige para estos centros de residencias colaboradores del SENAME.