jueves, 17 de diciembre de 2009

¿Qué hacen sus hijos después del colegio y mientras usted aún está en el trabajo?, Columna de Mahia Saracostti

Mahia Saracostti, Directora de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Andrés Bello y editora de la revista International Social Work, lleva desde marzo de brillante columnista en La Tercera. Es un lujo su mirada técnica sobre problemas sociales.
esta vez escribe a partir de un exitoso seminario realizado por Claudio Orrego en Peñalolen sobre los After School Program.


"¿Sabe lo que hacen sus hijos después del colegio y mientras usted aún está en el trabajo?; ¿Están viendo televisión, jugando en la calle o simplemente solos sin la protección y el cuidado adecuado? ¿Cuáles son las propuestas de los candidatos presidenciales al respecto?
La diferencia entre los horarios de trabajo de madres y padres y la jornada escolar de niños, niñas y adolescentes indudablemente nos genera más de algún dolor de cabeza además de la consecuente intranquilidad. Y, estos se agudizan durante el periodo de vacaciones.

La socióloga de OIT Manuela Tomei destaca que en la actualidad el escenario laboral es mucho más complejo que antes. Las nuevas tendencias implican que los horarios de trabajo son cada vez menos amigables para las familias, la densificación de la jornada laboral es mayor, aumentan las distancias entre el hogar y el trabajo y se incrementan los trabajos informales y atípicos sin posibilidades de medidas de conciliación, entre otras características.
Desde el punto de vista de las madres y padres, el cuidado y la protección infantil es una tarea permanente que no finaliza cuando los niños ingresan a la educación escolar básica, lo cual implica instalar en la agenda pública, la noción de protección continua y, por tanto, la necesidad de buscar soluciones públicas, privadas, comunitarias, o idealmente mixtas para apoyar la función de protección. Desde una perspectiva de protección de derechos, resguardada jurídicamente, se plantea la necesidad de abordar las funciones de cuidado como una responsabilidad social y no exclusiva de las mujeres o las familias. Se necesitan de servicios externos de apoyo a la función de cuidado: servicios continuos, cercanos y pertinentes a su realidad.
Este fenómeno y las posibles estrategias de solución se discutieron en un reciente seminario sobre After School (Programas de apoyo y cuidado para después de la jornada escolar) desarrollado por la Municipalidad de Peñalolen y presidido por su Alcalde, Claudio Orrego. El seminario se inauguró con una conferencia del experto internacional en After School, Mark Levine, posteriormente un panel de expertos de distintas disciplinas comentó las experiencias y se finalizó con la presentación de experiencias locales.
¿Qué es el After School Program?
En países Anglosajones existen programas de cuidado para después o antes de la jornada escolar, evitando que niñ@s y adolescentes se encuentren sin la atención necesaria y permitiendo que padres y madres trabajen tranquilos. Dichos programas están en manos de los gobiernos locales u organizaciones privadas sin fines de lucro.
Estos programas se sostienen en el desarrollo de ofertas de extensión horaria dirigidas a aquellas familias cuyas madres y/o madres trabajan. Esta iniciativa apunta a generar un espacio seguro para niños, niñas y adolescentes, dentro de las escuelas u otras organizaciones comunitarias, hasta la hora de regreso de sus madres y/ o padre al hogar. Para lo anterior, se incentiva la participación y organización de la comunidad (estudiantes universitarios, madres, jubilados, entre otros) para apoyar a los niños de la enseñanza básica en la realización de tareas escolares, reforzamiento educativo, talleres de desarrollo de habilidades sociales y actividades lúdicas y deportivas. El municipio y el gobierno regional podrían aportar con incentivos concursables para el desarrollo de estas iniciativas, además de subsidios en el caso de escuelas de sectores pobres, para cubrir los costos asociados a esta propuesta.
¿Cuáles son las propuestas de nuestros candidatos presidenciales en este tema?
En este tema, el plan de gobierno de Sebastián Piñera ha propuesto la creación de un sistema de fondos concursables para incentivar y apoyar a las municipalidades, fundaciones, corporaciones o instituciones de beneficencia, en el desarrollo de diversos proyectos que permiten el cuidado de los niños después del colegio (programas de cuidadoras infantiles, "Programas de 4 a 7 PM", etc.). Los colegios y espacios públicos permanecerán abiertos después del horario escolar, a fin que los menores se queden a diversas actividades extraprogramáticas o simplemente hagan sus deberes escolares.
Por su parte, el plan de gobierno de Eduardo Frei plantea el desarrollo de centros donde los niños y niñas puedan estudiar, jugar y acceder a tecnología en condiciones seguras fuera de horarios de colegio. Estos espacios nos permitirán además implementar una política de mentores que comprometa a los profesionales de nuestro país con la reforma educativa.
Al minuto de evaluar las alternativas presentadas por los candidatos presidenciales, y de acuerdo a la experiencia desarrollada en el After School Program de USA, es necesario considerar aspectos relacionados con el estándar de calidad, entre los cuales se incluyen aspectos tales como el espacio adecuado para la entrega del servicio. En este sentido, la escuela parece ser un espacio privilegiado que otorgaría mayor confianza a los padres, facilitando mecanismos de control social. Además, la escuela cuenta con la infraestructura apropiada para desarrollar diferentes actividades tanto académicas como de carácter social, recreativo y lúdico.
Se requiere a su vez contar con un equipo profesional que coordine, planifique, e implemente el programa con objetivos claros. Los after school programs no deben enfocarse solamente en el reforzamiento escolar, sino que también ofrecer oportunidades de aprendizaje para el desarrollo de habilidades sociales y emocionales a través de actividades como por ejemplo el arte, teatro, música, idiomas, deporte, visitas a instituciones y servicios a la comunidad, entre otras, siempre tomando en cuenta los intereses y necesidades de los niños.
Adicionalmente, se destaca como importante la interacción constante entre el equipo del After School y el equipo de la escuela, planificando actividades que complementen el currículum formal de la escuela y lograr que el after school program sea un apoyo para los docentes en su trabajo con los niños y los apoderados. Lo ideal es que se planifiquen las actividades del after school de acuerdo a las necesidades e intereses de la escuela, los niños, apoderados, y de la comunidad, lo que implica involucrar a todas las partes del proceso educativo. Cuando se logra construir una relación de apoyo entre el equipo de la escuela y el equipo del after school se puede cubrir de mejor manera las necesidades específicas de cada niño y familia y en los casos necesarios derivar a servicios de apoyo e intervención más especializados.
Por último, el trabajo con la comunidad también abre la posibilidad de identificar y fortalecer redes que pueden colaborar con el after school program en financiamiento, entrega de materiales, profesionales, voluntarios etc. Implementar una programa de after school de calidad requiere de la colaboración de diversos actores: padres, educadores, comunidad, carabineros, organizaciones cívicas o comunitarias, universidades, empleadores, instituciones culturales, museos, parques, y funcionarios públicos.
En definitiva, este tipo de programas, con una implementación adecuada, tiene el potencial de disminuir factores de riesgo y aumentar factores protectores en los niños. Lo anterior, mediante el trabajo de temas como la resolución pacífica de conflictos, la promoción de hábitos saludables, habilidades sociales, y establecimiento de apego tanto al colegio como a la comunidad. Y, por tanto, los impactos de este tipo de programa pueden ser visualizados en fenómenos sociales diversos, complejos e interrelacionados como la seguridad pública, la protección social a la infancia, la educación, la incorporación de la mujer al trabajo remunerado y las iniciativas de conciliación de la vida familiar y laboral."