viernes, 12 de septiembre de 2008

Suprema instruye a jueces para prevenir colapso en atención de casos de familia

Se anuncia que el lunes se publica la Ley Nº 20.826 que Modifica la ley de juzgados de familia. Aún el reglamento al que alude la ley, ni siquiera ha sido enviado por el Ministerio de Justicia a la Contraloría, donde podría tardar de uno a tres meses. el trámite de toma de razón.

La nota, para El Mercurio, es de Cynthia Carvajal y Ricardo Downey:

"Con el fin de adelantarse a posibles problemas que puedan generarse este lunes, cuando comience a regir la ley No 20.826, que mejora los Tribunales de Familia, y que entre otras materias hace obligatorio el patrocinio de un abogado para tramitar las causas -lo que no se exigía antes-, la Corte Suprema enviará hoy un instructivo a los jueces y a todas las Cortes de Apelaciones del país.

La unidad de Apoyo para la Reforma de Familia del máximo tribunal, a cargo del supremo Héctor Carreño, creó este instructivo, el que como primera medida ordena a los magistrados que este lunes "no suspendan ninguna de las audiencias que ya están agendadas", con anterioridad al inicio de la ley, en los casos en que por desconocimiento no asistan con abogados.

"Estamos preocupados y abocados a ello", dijo el supremo Carreño al ser consultado por cómo se va a garantizar el derecho a defensa de las personas que no tienen recursos económicos para contratar defensores.

El magistrado explicó que en la nueva ley hay excepciones, como en los temas de violencia intrafamiliar y protección, que no necesitan abogados.

La legislación también contempla otra excepción: los jueces están facultados por ley para evaluar los casos cuando sea necesario eximir de la presencia de abogados "por motivos fundados en una resolución".

Según aclaró el ministro, si bien no están especificados los casos en la legislación, "cada juez es soberano para determinar cuándo corresponde".

Respecto de los casos nuevos que se presenten el lunes, y en los cuales los jueces no eximan de la presencia de un abogado, habrá información disponible para el público a dónde deben dirigirse, y dónde está la Corporación de Asistencia Judicial.

Al ser consultado por las críticas a la nueva legislación y a los dichos de especialistas que creen que se puede provocar un nuevo colapso en los tribunales de familia, Carreño aseguró que "la gente puede estar tranquila porque se está trabajando en ello".

Justamente ayer el supremo conversó con los encargados del Ministerio de Justicia para tener una estrecha colaboración, y superar problemas que se puedan generar con la mayor demanda.

Incluso, se está evaluando tener audiencias programadas en bloques, para que los abogados de la corporación puedan ver todas sus causas juntas, debido a la falta de personal que tienen.

‡ Reglamento en borrador

Las dudas sobre si el lunes próximo los tribunales de familia van a colapsar, esta vez por decenas de personas que lleguen con sus demandas, y se les exija que sean presentadas por un abogado, emanan de la capacidad que tengan los organismos del Estado, en este caso las corporaciones de asistencia judicial, de brindarles la asesoría letrada.

Al respecto, la ley 20.826, que será publicada en el Diario Oficial el lunes próximo, señala en su artículo 18 que "la modalidad con que los abogados de las corporaciones de asistencia judicial asuman la representación de dichas causas será regulada por el reglamento que dictará para estos efectos el Ministerio de Justicia".

Anoche, Sofía Libedinsky, quien lleva el tema en esa secretaría de Estado, dijo que dicho reglamento está redactado en borrador, y que la próxima semana quedaría listo para ser enviado a la Contraloría, para luego comenzar a aplicarse.

En todo caso, descartó que por ese hecho se produzca una avalancha de causas en busca de asesoría jurídica, ya que no habrá un impacto inmediato en los tribunales.

Lo que se inicia el lunes, precisó, es un proceso gradual, que incluye la contratación de 90 nuevos jueces y 600 funcionarios administrativos, como también de abogados especializados en familia para las corporaciones de asistencia judicial."