miércoles, 30 de septiembre de 2015

Dossier con los Proyectos de Ley s0bre Derechos de la Niñez

Esta semana al fin han ingresado al Congreso los dos proyectos de ley sobre derechos de la niñez firmados por la Presidenta el lunes de la semana pasada.

Se trata del Proyecto de ley de sistema de garantías de los derechos de la niñez (Boletín 10.315-18) y del sorpresivo Proyecto de ley que Crea la Subsecretaría de la Niñez, modifica la ley N°20.530, sobre Ministerio de Desarrollo Social, y otros cuerpos legales que indica (Boletín N° 10.314-06).
Espero mañana entregar una primera lectura de los proyectos en una columna y en una semana o algo más, un documento de  estudio con un análisis más pormenorizado de los cuerpos normativos, por lo que sólo 2 comentarios voy a formular en este primer posteo.

El primero, vinculado con la estrategia legislativa. Es curiosa la elección de parcelar el debate legislativo sobre infancia en una sucesión de cuerpos legales, con muy diferentes tiempos de tramitación. Recordemos que la estrategia legislativa elegida por este gobierno ni siquiera deroga la Ley de Menores con estos primeros proyectos. Nada –o casi nada- se dice respecto de la protección especial, es decir, la que afecta a los niños más vulnerables del sistema de infancia (niños separados de sus padres, maltratados, abusados, explotados sexualmente, etc.), ya que se entregará a otro cuerpo legal la regulación de estas materias y se escucha que ese proyecto ingresaría el próximo año al Congreso. Igual ocurre con la esperada Defensoría de la Niñez. Otro tanto con la esperada reforma institucional del Servicio Nacional de Protección de Derechos y el de Responsabilidad Penal Adolescente. Fragmentar la discusión arriesga carecer de un panorama general –lo que hemos observado en educación- y confiar, hacer un acto de fe, en que realmente se presentarán estos proyectos. La semana pasada uno de los miembros del Comité de Derechos del Niño le dijo a la comisión chilena presidida por la Secretaria Ejecutiva del Consejo Nacional de Infancia que las palabras más utilizadas habían sido "se está trabajando" o "habrá un proyecto" y que esperaba que se hicieran realidad.

La segunda observación es el curioso informe financiero que se adjunta y que informa que el proyecto de garantía de derechos de la niñez “no involucra mayor gasto fiscal.” Curiosa mirada de la construcción de las políticas públicas. Sobre todo si nos atenemos a las declaraciones de sus impulsores que hablan de una reforma fundacional. Ya hemos visto reformas que generan altas expectativas sociales y que durante la tramitación nos vamos enterando, semana a semana, de los mayores costos asociados.

Dejo para su lectura un dossier con los dos proyectos de ley.