jueves, 10 de octubre de 2013

Mide UC presenta estudio sobre niños privados de cuidado parental

Flavio Cortés, gerente de Mide Sociedad y
Mariela Concha, analista de MIDE UC.   
Según los datos del Servicio Nacional de Menores (Sename) del  2012, se calcula que aproximadamente 15 mil fueron los niños, niñas y adolescentes sin cuidados parentales atendidos en los programas de residencias y de familias de acogidas. Se trata de menores que están en una situación de vulnerabilidad y vulneración de sus derechos que los expone a condiciones que impactan de manera significativa su desarrollo y bienestar afectivo. Para los profesionales que trabajan vinculados al tema, la realidad que se esconde detrás de esta cifra es un terreno poco explorado que plantean una serie de interrogantes,  tales como: ¿Cuáles son las causas por las cuales estos niños han perdido su derecho a vivir en familia? ¿Qué razones son las que incidieron para que un Tribunal de Familia decidiera que estos niños no pueden seguir bajo el cuidado de sus padres? ¿Existieron riesgos que pudieron haber sido prevenidos antes de que esta situación ocurriese? ¿La oferta institucional responde a las necesidades reales de estos menores? ¿Qué dispositivos de la política pública están apoyando el trabajo de revinculación que debería hacerse con las familias que han perdido el cuidado de sus hijos?
Son este tipo de temas los que pretende abordar una nueva iniciativa llamada Observa. El Derecho a Vivir en Familia. Impulsada por Aldeas Infantiles SOS junto a las organizaciones Fundación Mi Casa, Fundación María Ayuda, Hogar de Cristo, La Protectora de la Infancia y Fundación Koinomadelfia, el objetivo es contribuir a mejorar las políticas públicas y la ejecución de los programas orientados a los niños y adolescentes privados de cuidados parentales.
En el marco del lanzamiento de este observatorio, el 6 de septiembre pasado en el Centro de Extensión de la Universidad Católica, se realizó la presentación del estudio Niños, niñas y adolescentes privados de cuidado parental o en riesgo de estarlo. Un diagnóstico del sistema de cuidados alternativos del Estado de Chile, realizado por el Centro de Medición de la Universidad Católica, Mide UC. La entidad académica es parte del equipo consultivo de Observa.
El estudio, presentado por Flavio Cortés, gerente de Mide Sociedad y Mariela Concha, analista de MIDE UC, buscó identificar la población de niños en riesgo y aquellos que ya han perdido el cuidado parental. En segundo lugar, el objetivo era indagar y dar cuenta del marco normativo y políticas del Sistema Nacional de Atención Integral del niño y del adolescente en la sociedad chilena.  
“Nuestra postura es que la pérdida del cuidado parental es un producto complejo de una interacción entre características más bien disposicionales de los padres y situacionales que pueden gatillar la decisión de abandonar un niño o de bajar drásticamente los niveles de protección, apoyo o cuidado, que pueden ser la antesala del abandono”, señaló el investigador.  
El estudio estableció que no existe una encuesta que agrupe todas las variables que son consideradas como indicadores de vulnerabilidad en niños y adolescentes. Por ello, el equipo del Mide UC realizó una estimación de la población en riesgo de perder el cuidado parental sobre la base de los datos de la CASEN. “En la muestra de la Casen se dan 9 mil casos con un 13 por ciento de la muestra. Pero si expandimos la muestra a la población, el total de niños que están en situación de vulnerabilidad socioeconómica, es de 389 mil niños, que corresponden a un 8,7 por ciento de la población”, señaló el investigador.
Asimismo Cortés señaló que un avance significativo en términos del conocimiento y de la identificación de la población en riesgo sería incorporar aspectos psicosociales, entre ellos habilidades parentales, a un instrumento validado de alcance nacional, como la encuesta CASEN.
El estudio también concluyó que no existe un registro sistemático y exhaustivo de los niños y adolescentes que se encuentran en el sistema de cuidados alternativos y que además faltan controles y fijación de estándares de calidad. A esto se agrega la falta de mecanismos de seguimiento y egreso que consideren el logro de estándares.    
Respecto del  marco normativo y las políticas relacionadas con la atención de los niños, el equipo de del Mide UC concluye que las normas están disgregadas y deben ser interpretadas en función de las directrices de las Naciones Unidas sobre la materia. “Lo que tenemos es un patchwork de leyes que están ubicadas sectorialmente en Sernam, en Salud, en Educación, etcétera”, señaló Flavio Cortés. Y agregó: “Tenemos una mirada de sujetos pero no tenemos miradas de sistema y eso obedece a una miopía teórica pero también a un retraso institucional flagrante en Chile”.
Al respecto, el estudio concluye: “El estado de Chile no cuenta con un ente rector de infancia que coordine, diseñe y supervise los servicios y políticas destinadas a ese grupo social, lo que genera que las políticas públicas se encuentren fraccionadas, descoordinadas y presenten vacíos e incoherencias”.

La ceremonia de lanzamiento de Observa fue inaugurada por el presidente del directorio de Aldeas Infantiles SOS, Juan Pablo Orlandini y el director nacional de la entidad, Andrés Beroggi. En el acto también intervinieron, entre otros, la directora ejecutiva de Fundación Mi Casa, Delia Del Gatto, y la académica especialista en familia y responsabilidad penal adolescente de la Universidad Andrés Bello Ana Fuentealba. 

Resumen-Ejecutivo-Diagnóstico-Sistema-de-Cuidados-Alternativos by festrada