jueves, 12 de septiembre de 2013

Mujeres y ranking de abogados

Sobre publicación en El Mercurio, de fecha 10 de septiembre, titulado “Chambers and Partners 2014”, como Asociación de Abogadas de Chile nos parece prudente hacer algunos alcances sobre ella, toda vez que nos preocupa que la opinión pública perciba una realidad sobre las abogadas que no es tal en nuestro país.
1.- La publicación se refiere a un ranking efectuado por una edición extranjera sobre profesionales del derecho en el ejercicio privado, individual y estudios, y no abarca todas las áreas que comprende el ejercicio privado de la profesión, por lo tanto no incluye todos los ámbitos que trabajan en Chile abogados y abogadas. 
2.-  A pesar de que el estudio no incorpora derechamente la variable género, el mismo analista que lo hizo señala que en Chile “hay falencias en lo que a la participación de mujeres en el mundo legal se refiere, donde debería haber mejores oportunidades para que ellas puedan acceder a cargos directivos en las distintas firmas”, es decir, confirma que se reproduce la composición de los estudios jurídicos y la promoción de los profesionales que a esos estudios les interesa, lo cual facilita que se invisibilice a muchas abogadas de excelencia de esos mismos estudios, y en los que efectivamente creemos que, en general, es un nicho en que permanecen estructuras de gestión del pasado que hacen difícil la presencia de mujeres.
3.- En la actualidad las mujeres de carrera jurídica en Chile son, generalmente, los primeros lugares en los cursos de derecho en las universidades, son más mujeres las que se titulan de abogadas cada año; existen destacadas y brillantes abogadas en el país (juezas, fiscalas, defensoras públicas, funcionarias públicas, políticas, académicas, en ongs, en el ejercicio privado, en regiones, etc.) las que lamentablemente no gozan del mismo marketing masculino,  cuando en realidad ambos, mujeres y hombres, son necesarios para el desarrollo normal del país. 
4.- Sin duda el ámbito del derecho refleja una triste realidad de todo Chile, tenemos la menor participación de mujeres en el mundo laboral de América Latina, también sabemos que las  remuneraciones, en cualquier nivel, son más bajas que las de los hombres, lo que queda de manifiesto en el reportaje, al no acceder a mejores posiciones en las firmas jurídicas.
No pretendemos generar una discusión, ni descalificar a personas, ni a la publicación, solo precisar que las abogadas en Chile estamos en todas las áreas, y que esta Asociación tiene entre sus objetivos lograr la paridad de género (40-60%) en la participación de hombres y mujeres en todos los ámbitos, incluido el derecho, pero también queremos evidenciar que nuestra participación no es tan mínima como podría pensarse a raíz del reportaje comentado.

Directiva