viernes, 6 de julio de 2012

Avanza tramitación en Senado de proyecto de ley de protección de la integridad del menor en caso de que sus padres vivan separado

Con plazo para realizar indicaciones hasta el próximo 23 de julio, quedó el proyecto, en segundo trámite, que modifica el Código Civil y otras disposiciones legales con el fin de proteger la integridad de los menores cuando sus padres viven separados. Esto, tras la aprobación unánime del Senado de la idea de legislar sobre la iniciativa que tuvo su origen en mociones de diputados.

Durante el debate intervinieron los senadores Hernán Larraín, Juan Pablo Letelier, Ricardo Lagos Weber, Soledad Alvear, Eugenio Tuma, Patricio Walker, Isabel Allende, Fulvio Rossi y Hosaín Sabag. Además de la ministra del Sernam, Carolina Schmidt. El senador Hernán Larraín, recordó que esta iniciativa tuvo su origen en mociones presentadas por diputados y para su estudio la Comisión de Constitución escuchó a especialistas, autoridades, académicos, jueces, mediadores y peritos. Precisó que "la iniciativa pone el foco de interés en el niño y no en los derechos de los padres. Se busca incentivar el logro del acuerdo entre progenitores, evitando que el cuidado de los hijos se judicialice y también entrega mayores facultades al juez para que tenga presente que el mayor interés es el bien superior del niño".

El senador Letelier mencionó que "hay leyes que marcan cambios culturales profundos", por eso valoró esta iniciativa que constituye un paso importante para reconocer corresponsabilidad de los padres. Manifestó su solidaridad con "muchas organizaciones de padres que quieren ejercer sus derechos de padres en una sociedad que se los niega y donde, la institucionalidad vigente, muchas veces, es usada en perjuicio de los intereses superiores del niño". Además enfatizó la necesidad de que el gobierno patrocine el proyecto que crea una ley marco de protección de los derechos de niños y niñas del país.

A su turno, la senadora Alvear, destacó que esta iniciativa "afecta y tiene que ver con el diario vivir de niños y niñas, en primer lugar, y de padres y madres. Todos sabemos la situación que se produce cuando los matrimonios se deshacen y los padres no viven juntos. Es un duelo y, por ende, agregar a los niños que terminan siendo la moneda de cambio para exigir una demanda de alimentos la verdad es que no es posible". Señaló que "el principio de corresponsabilidad es sustantivo y fundamental para avanzar" y recordó que celebró el pasado Día del Padre con representantes de organizaciones que se han formado con el objeto de tener de verdad la posibilidad de ver a sus hijos. En la misma línea, el senador Tuma señaló que "la mirada que debe hacer el Estado no es la mirada del padre o la madre sino el interés superior del niño y hasta ahora la legislación no está mirando eso. Se instala un concepto cultural que hace que sea la madre la que tenga la tuición del niño". Por eso anticipó que durante el debate en particular realizará indicaciones para producir una simetría cuando se resuelva la situación del niño.

En tanto, el senador Patricio Walker, aseveró que durante el análisis en la Comisión de Constitución se efectuó un debate profundo de la materia y se recibieron numerosas opiniones. Por eso este proyecto "vela por la integridad y el desarrollo emocional del niño". Agregó que "si hablamos de corresponsabilidad con derechos y obligaciones no podemos establecer como sinónimo: educación y residencia". En ese sentido, mencionó la necesidad de perfeccionar el proyecto en particular ya que "si el niño vive con su madre, eso no impide al padre participar en decisiones que dicen relación con la educación y formación del hijo". La senadora Allende, compartió los argumentos de sus pares y afirmó que "este proyecto equilibra una situación de injusticia que muchas veces se produce. Todos hemos recibido mensajes de organizaciones de padres separados que se han visto marginados y no pueden establecer una relación regular, permanente y directa con sus hijos". Destacó que la corresponsabilidad del padre y la madre debe ser fundamental en la relación con sus hijos".

Finalmente, la ministra del Sernam, Carolina Schmidt coincidió en que este proyecto representa un cambio cultural importante porque cambia el foco de los derechos del padre o la madre por el derecho del niño a contar con ambos padres. Puntualizó que es necesario avanzar durante el debate en particular y evitar que "los niños puedan seguir siendo usados como moneda de cambio".